El prototipo ganador de la Subida más famosa del mundo, Pikes Peak ha estado rodando en Almería para una puesta a punto • En dos semanas nueva sesión en el mismo trazado español

El coche ganador de Pikes Peak 2018 está de pruebas en España, exactamente en Almería, donde el sol acompaña radiante. Se trata de poner a punto el bólido eléctrico para tratar de lograr un nuevo hito en verano, pequeñas evoluciones y tests de neumáticos.

El Volkswagen ID-R, vencedor de la última edición de la Subida en cuesta más famosa del mundo, Pikes Peak, ha estado de pruebas en la última semana, con el piloto Romain Dumas. Volkswagen quiere batir el récord de velocidad en el Circuito de Nürburgring-Nordschleife, con sus más de 20 kilómetros, este verano, para lo cual están preparando el coche en tierras españolas, ya han concluido la primera sesión de las dos previstas.

Los técnicos de la marca están probando la adaptación del software a bordo del ID. R que controla el equilibrio entre el freno mecánico y la recuperación de la batería. «En un circuito controlado como el de Nürburgring-Nordschleife es posible llevar el coche mucho más cerca del límite que en una carrera de montaña como Pikes Peak» – dice Romain Dumas – «Puedo frenar con mayor fuerza y agresividad. Adaptando el software, podremos optimizar el rendimiento de los motores eléctricos para nuestro próximo intento de récord».

El Volkswagen ID. R es el precursor deportivo de la nueva familia de productos ID. – la amplia gama de vehículos totalmente eléctricos de Volkswagen que se lanzará a partir de 2020. En en dos semanas volverán otra vez a Almería.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.